ÚLTIMA HORA

Icodense y Mensajero aspiran a celebrar el Día de Canarias levantando la LXVIII Copa Heliodoro

Fecha: 28/05/2018

El Heliodoro Rodríguez López acogerá en el Día de Canarias (12 horas) la que se espera sea una emocionante final de la Copa que lleva su nombre y que este año cumple su sesenta y ocho edición. Gladyssur Icodense y Mensajero serán los protagonistas de un encuentro que merece calificarse de "histórico" por multiples razones.

El encuentro será dirigido por Mauricio Damián Villariño Alves, colegiado adscrito a la Delegación del Sur del Comité Interinsular Técnico de Árbitros de Tenerife. Le acompañarán como auxiliares Alejandro Díaz García, de la Delegación Tacoronte y Adrián Acosta González, Delegación Capital. Xiomara María Díaz García (Delegación Capital) actuará de cuarto arbitro.

Fundado en 1912 el CD Icodense es uno de los clubes más longevos de Tenerife, una condición que también el Mensajero ostenta en La Palma (se fundó en 1922). Son 35 los años que hace que el conjunto del norte de Tenerife no se clasifica para una final de la Copa Heliodoro Rodríguez López.

Será la tercera ocasión en que el Icodense dispute una final de la Copa Heliodoro. La primera fue en la temporada 80/81. Entonces logró vencer al Atlético Tacoronte y hacerse con el trofeo de campeón. Una campaña más tarde volvería a llegar a este punto de la competición, sin tanto éxito.

Enfrente se topó precisamente con el mismo rival al que se medirá este miércoles. El Mensajero que por entonces disputaba la que sería su primera final del torneo más antigüo de cuantos organiza la Federación Tinerfeña de Fútbol. Los palmeros vencieron por la mínima.

Desde esa temporada 82/83 hasta ahora, el Mensajero ha disputado cinco finales de la Copa Heliodoro y ha conquistado cuatro. La última se le resistió. Cayó frente al Tenerife B. Ese es uno de los motivantes con los que afrontan el encuentro los palmeros. Pero el más poderoso es el deseo de agradar a su fiel hinchada y borrar de paso, aunque sea en parte, el disgusto de la eliminación en el "play-off" de ascenso a Segunda B.

Al Icodense, por su parte, lo mueven emociones más positivas. Por un lado la gran ilusión que se respira en el vestuario tras certificar su pase a la última fase de las eliminatorias de ascenso a Tercera División y, por otro, la de volver a disputar después de más de tres décadas la final de una competición con tanta solera en el fútbol regional.

Entre tanto, desde la Federación Tinerfeña de Fútbol lo que se ha transmitido a ambos contendientes es que traten de hacer lo posible por exaltar los valores nobles del fútbol y el partido se convierta en un ejemplo de deportividad y buen juego.

 



Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitarle su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.

Acepto