Estatutos de la FCF

TÍTULO III - De las Federaciones Interinsulares
Capítulo III - El presidente de la Federación Interinsular

Artículo 24.- 1. El Presidente de la federación interinsular es el órgano ejecutivo de la misma. Ostenta su representación legal, convoca y preside los órganos de gobierno y representación y ejecuta los acuerdos de los mismos.
Además ostentará la presidencia de la Federación Canaria de Fútbol en periodos alternativos con duración anual, según establecen los presentes estatutos.

2. Lo será también de la respectiva Asamblea General y Junta de Gobierno, con voto de calidad en caso de empate.

Artículo 25.- 1. Será elegido cada cuatro años, en el periodo intermedio de los Juegos Olímpicos de verano, mediante sufragio libre, directo, igual y secreto, por los miembros de la Asamblea General de la respectiva federación interinsular. Los candidatos, que podrán no ser miembros de la Asamblea, deberán acreditar previamente el apoyo como mínimo del 15% de sus miembros y su elección se producirá por mayoría simple.
2. El cargo de Presidente será incompatible con las actividades de jugador, entrenador, árbitro, directivo de club o de otra federación deportiva canaria.

Artículo 26.- El Presidente cesará:

- Por la finalización del mandato para el que fue elegido.

- Por dimisión.

- Por fallecimiento.

- Por moción de censura aprobada según lo dispuesto en los presentes estatutos.

- Por incurrir en alguna de las causas de inelegibilidad o incompatibilidad previstas en los presentes estatutos.

Sección 2ª
La moción de censura

Artículo 27.- 1. Podrán promover una moción de censura contra el Presidente de la federación interinsular los miembros de la Asamblea General de la federación interinsular que representen, al menos, un tercio de sus componentes electivos y deberá ser formalizada individualmente por cada uno de los proponentes, mediante escrito motivado y firmado, con el que se adjuntará copia del Documento Nacional de Identidad.

2. Promovida la moción de censura con la concurrencia de los expresados requisitos, el Presidente de la federación convocará, en término no superior a treinta días ni inferior a siete, sesión de la Asamblea General, con carácter de extraordinaria y siendo punto único del orden del día pronunciarse sobre aquélla.

3. La Asamblea General convocada al efecto precisará, para que pueda constituirse válidamente, la presencia de, al menos, dos terceras partes de los miembros de pleno derecho que la integran, y estará presidida por la Junta Electoral.

4. Abierta la sesión, el Presidente de la Junta Electoral concederá el uso de la palabra a uno de los proponentes del voto de censura, previamente designado al efecto por y entre ellos mismos, el cual, en tiempo no superior a treinta minutos, hará una exposición de los motivos de la moción.
Finalizada tal intervención, el Presidente de la Junta Electoral dará la palabra al de la federación interinsular quien podrá, en idéntico límite de tiempo, manifestar lo que a su derecho o interés convenga.

5. Tras ambas exposiciones, se procederá inmediatamente a la votación, que se llevará a efecto con carácter de secreta, mediante papeleta de modelo oficial, que los asistentes irán entregando a la Junta Electoral a medida que sean llamados para ello, por orden alfabético, ante el cual deberán identificarse mediante la exhibición de su D.N.I., pasaporte o permiso de conducción.
El voto será personal e indelegable y en ningún caso se admitirá el formulado por correo.

6. Finalizado el acto de la votación, se procederá al correspondiente escrutinio, en el que sólo se reputarán válidas las papeletas en que se consigne, simple y exclusivamente, las palabras “sí”, “no” o “abstención” y las depositadas en blanco.
Concluido el escrutinio, el Presidente de la Junta Electoral dará cuenta de su resultado. Para que prospere la moción será preciso el voto afirmativo de los dos tercios de los miembros que integran de pleno derecho la Asamblea General. Se considerarán como votos contrarios a la censura, además de los “no”, las abstenciones y los emitidos en blanco.

7. Si la Asamblea General no pudiera declararse válidamente constituida por no concurrir, transcurrida media hora desde la fijada para la sesión, el quórum que prevé el apartado 3 del presente Artículo, se entenderán nulas tanto su convocatoria como la propia moción de censura formulada y no podrá presentarse ninguna otra al mismo Presidente dentro del término de un año, regla esta última que será igualmente aplicable en el supuesto de que habiéndose celebrado la Asamblea por concurrir todos los requisitos estatutarios y reglamentarios para ello, no hubiera prosperado la moción.

8. En caso de prosperar la moción, cesará en el mismo acto el Presidente censurado y quedará constituida una Comisión Gestora compuesta por los miembros de la Junta de Gobierno de la Federación y que presidirá el vicepresidente de aquélla. En el plazo máximo de tres meses se procederá a la convocatoria de elecciones a la presidencia de la federación interinsular. El mandato de quien resulte elegido Presidente en estas nuevas elecciones finalizará cuando hubiera de terminar el mandato del Presidente censurado.



Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitarle su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.

Acepto