Reglamento Disciplinario de Fútbol Sala

CAPÍTULO II - De las infracciones y sus sanciones
Sección III - De las infracciones cometidas por los clubes deportivos y sus sanciones

Artículo 8.- 1 Son faltas leves que se sancionarán con multa en la cuantía que se determine por los órganos competentes:

a) Los incidentes de público que no tengan el carácter de graves o muy graves.

b) La falta de puntualidad de un equipo a un encuentro, o la demora en su inicio, cuando no motive su suspensión.

c) El incumplimiento de las disposiciones referentes a los terrenos de juego, condiciones y elementos técnicos necesarios según las reglas de juego, cuando no motiven la suspensión del encuentro, así como la inobservancia en las condiciones de decoro, separación, salubridad e higiene de los vestuarios de los equipos y árbitros.

d) La falta de designación de un delegado de campo o de presentación de cualquiera de las licencias de quienes intervinieran en el encuentro.

e) La falta de justificación de haber solicitado con antelación al encuentro la presencia de fuerza pública de seguridad, o la privada reglamentaria, siempre que así estuviese establecido por la organización.

f) La actuación de un entrenador en la dirección de un equipo sin los requisitos precisos para ello.

g) El lanzamiento de objetos al terreno de juego o la realización de actos vejatorios por parte del público contra el equipo arbitral o equipos participantes, sin que se causen daños ni se suspenda el desarrollo del encuentro.

h) La comunicación fuera de los plazos reglamentarios de la fecha y hora de comienzo de los encuentros.

i) Incumplir las disposiciones que regulan la publicidad en las prendas deportivas de sus jugadores.

j) La falta de comunicación o la comunicación fuera de los plazos establecidos por los órganos competentes de la fecha y hora del comienzo de los encuentros.

2. Son faltas graves que se sancionarán con multa en la cuantía que se determine por los órganos competentes que corresponda y pérdida del encuentro, declarándose vencedor al oponente con el resulta de seis goles a cero, salvo que se hubiese obtenido un resultado superior o, en su caso, de la eliminatoria y sin perjuicio de las indemnizaciones que procedan:

a) La alineación indebida de un jugador por no cumplir los requisitos para su participación o por estar suspendido.

Si la alineación indebida del jugador hubiera sido motivada por estar él sujeto a sanción disciplinaria, el partido en cuestión, declarado como perdido para el club infractor, se computará para el cumplimiento de la sanción impuesta al jugador que intervino indebidamente.

Estarán legitimados para actuar como denunciantes o partes interesadas en el procedimiento, los clubes integrados en la categoría o grupo al que pertenezca el presunto infractor.

En el supuesto que la alineación indebida se produjera por los dos clubes que disputan un mismo encuentro se les dará a ambos el partido por perdido.

b) La falta de puntualidad de un equipo a un encuentro, o la demora en su inicio, cuando motive su suspensión.


c) El incumplimiento por negligencia de las disposiciones referentes a los terrenos de juego, condiciones y elementos técnicos necesarios según las reglas de juego, cuando motiven la suspensión del encuentro.

3. Tendrán asimismo la consideración de faltas graves y se sancionarán con multa en la cuantía que correspondan, pudiéndose apercibir de clausura del terreno de juego e incluso acordar ésta por un periodo de uno a tres encuentros.

a) Los incidentes de público en general y en lanzamiento de objetos al terreno de juego en particular que perturben de forma grave o reiterada el desarrollo de encuentro, provoquen la suspensión transitoria o definitiva del mismo o atenten a la integridad física de los asistentes.

b) La agresiones que por parte del público se produzcan contra jugadores, entrenadores, delegados, el equipo arbitral, directivos dirigentes y otras autoridades deportivas y contra sus bienes, antes, durante y después del encuentro y dentro o fuera del recinto deportivo.

c) No adoptar todas las medidas de prevención necesarias para evitar alteraciones del orden antes, durante y después del encuentro.

d) Incumplir los deberes propios de la organización de los partidos.

4. Son faltas graves que se sancionarán con multa en la cuantía que corresponda y pérdida del encuentro, declarándose vencedor al oponente con el resultado de seis goles a cero, salvo que se hubiese obtenido un tanteo superior o, en su caso, de la eliminatoria, y descuento de tres puntos en la clasificación, y sin perjuicio de las indemnizaciones que procedan:

a) La presentación al inicio del encuentro de un número de jugadores inferior a cinco.

b) El incumplimiento intencional de las disposiciones referentes a los terrenos de juego, condiciones y elementos técnicos según las reglas de juego, cuando motiven la suspensión del encuentro.

c) La incomparecencia a un encuentro o la negativa a participar en el mismo de forma injustificada por parte de un equipo del club.

d) La retirada de un equipo del terreno de juego una vez comenzado un encuentro impidiendo que éste concluya o su actitud incorrecta si provoca u origina la suspensión del mismo.

e) La simulación intencional de lesiones u otras dificultades de los jugadores que les impidan terminar un encuentro cuando provoquen la suspensión o finalización de este.

f) La presentación en un encuentro de un equipo notoriamente inferior al habitual u otro procedimiento fraudulento conducente a la obtención de un resultado irregular en un encuentro.

5. Tendrán la consideración de faltas muy graves y se sancionarán con multas en la cuantía que corresponda, pudiéndose apercibir de clausura el terreno de juego e incluso acordar ésta por un periodo de cuatro encuentros a una temporada, sin perjuicio de las indemnizaciones que procedan, las agresiones que por parte del público se produzcan contra jugadores, entrenadores, delegados, el equipo arbitral, directivos, dirigentes y otras autoridades deportivas, y contra sus bienes, antes, durante o después del encuentro y dentro o fuera del recinto deportivo cuando las mismas sean de especial gravedad, produzcan daños materiales o lesiones personales de entidad o atenten contra el prestigio de las Instituciones Deportivas.

a) Cuando los incidentes de orden público y agresiones sean protagonizadas por personas debidamente identificadas como seguidores del club visitante, se impondrán a este las sanciones correspondientes a las faltas cometidas.

b) Tratándose de encuentros que se celebren en campo neutral, los eventuales incidentes de público que se produzcan determinarán la imposición de sanciones a los dos clubes contendientes, o a uno de ellos, según se acredite si intervinieron seguidores de uno u otro o de ambos.

6. La reincidencia durante la misma temporada deportiva por dos veces en la conducta descrita en cualquiera de los apartados b) y c) del número dos de este artículo, y b),c),d),e) y f) del número cuatro de este artículo, aunque sea en competiciones diferentes, se sancionará con la descalificación del equipo de la última competición en la que viniese participando con los efectos siguientes:

A) Se respetarán todas las puntuaciones obtenidas por los demás clubes hasta el momento, y en el resto de los encuentros a celebrar se dará por vencedor a los oponentes por seis goles a cero.

B) El club así descalificado quedará adscrito al término de la temporada a la categoría inmediata inferior, o sin derecho a participar si la infracción se produce en una última o única categoría computándose en las plazas previstas para el descenso en las bases de la competición, y sin derecho a ascender hasta transcurridas dos más.

C) Siendo la competición por eliminatorias, se considerará pérdida para el incomparecido la fase de que se trate; y si se produjese en el partido final, se proclamará campeón el equipo inocente.
En cualquier caso, el incomparecido no podrá participar en la próxima edición del torneo.

D) Igual sanción podrá ser impuesta en el supuesta de una sola comisión de las infracciones citadas, cuando las mismas originasen graves perjuicios deportivos o económicos a terceros de buena fe.

Artículo 9.- 1.- En el supuesto de que fueran declarados culpables dirigentes o directivos de clubes por su intervención, en cualquier forma en acuerdos o estímulos económicos conducentes a la obtención de un resultado irregular en un encuentro o competición, además de las sanciones previstas anteriormente, podrá deducirse a los clubes implicados el número puntos en su clasificación que sea necesario para evitar que dichos resultados perjudicaran a terceros.

2. En el caso de tratarse de una competición por sistema de eliminatorias, dichos clubes serán excluidos de la misma.

3. Si uno de los dos clubes contendientes no fuese culpable, y se derivase perjuicio para este o para terceros tampoco responsables, se anulará el encuentro y se acordará su repetición.

Artículo 10.- 1.- De los daños y desperfectos que se ocasionen en los recintos deportivos o en sus vestuarios e instalaciones anexas, serán responsables solidarios los clubes cuyos directivos, jugadores, empleados, delegados o representantes acreditados sean los causantes.

2. La responsabilidad se extenderá al importe de las reparaciones necesarias y perjuicios debidamente acreditados, y se exigirá independientemente de las responsabilidades disciplinarias en que los causantes de los daños hubieren podido incurrir

Artículo 11.- El club que, por segunda vez en una misma temporada, incumpla su obligación de abonar los correspondientes honorarios arbitrales en la forma, cuantía y condiciones que estén establecidas, será sancionado con la multa que corresponda.

Si lo fuese por tercera vez, se le deducirán dos puntos en su clasificación.

Artículo 12.- El club que por cuarta vez en una misma temporada incumpla la obligación a que hace méritos el artículo anterior, será descalificado de la competición con las consecuencias que prevé el artículo 8.6) de idéntico ordenamiento.

Artículo 13.- 1. Si durante el transcurso de un encuentro, por cualquier motivo, uno de los equipos quedase con un número de jugadores inferior a tres, el árbitro acordará la suspensión del encuentro, con las siguientes consecuencias:

2. En las competiciones por sistema de liga, se dará el partido por perdido al equipo que se hubiera quedado sin jugadores suficientes, con el resultado de cero a seis goles, salvo que el resultado existente en el momento de la suspensión fuese superior.

3. En las competiciones disputadas por eliminatorias, esta se dará por perdida al equipo infractor.

Artículo 14.- El club que se retire de la competición una vez sea admitida su inscripción y adscripción a la categoría que le correspondiese por la Federación Interinsular respectiva o una vez comenzada aquella, perderá todos sus derechos derivados de sus inscripción o adscripción, determinara la imposición de multa en cuantía que corresponda y serán además de aplicación, las disposiciones contenidas en el artículo 8.6), sobre descalificación de la competición, inclusión en la categoría inferior o no participación en las dos próximas ediciones del torneo, así como las demás que determinen las disposiciones que se regulen en el citado precepto para los supuestos de incomparecencia.

Artículo 15.- El club sancionado con la expulsión de la competición, se tendrá por no participante en ella y no puntuará a favor o en contra de los demás a efectos generales de la clasificación final de todos ellos.

En tal supuesto, el club expulsado se entenderá, a efectos del cómputo de las plazas de descenso previstas, que ocupa el último lugar de la clasificación, con cero puntos.

Artículo 16.- Si se produjera la vacante de entrenador una vez comenzada la competición el club estará obligado a contratar otro, debidamente titulado para la categoría que milite, en un plazo máximo de dos semanas, transcurrido dicho plazo, se le impondrá la multa accesoria que corresponda por cada jornada que transcurra sin contratar alguno.



Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitarle su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.

Acepto