ÚLTIMA HORA

Reglamento General Deportivo de la Federación Canaria de Fútbol

TÍTULO I - De los clubes
Capítulo III - De la interrelación entre clubes y equipos dependientes

Sección I: Clubes y equipos dependientes

Artículo 15.- Se entiende por equipos dependientes de un club los que conforman su estructura estando adscritos a categorías o divisiones jerárquicamente distintas.

Artículo 16.- Los clubes podrán tener equipos en todas las categorías o divisiones inferiores, si bien limitándose este derecho a solo uno por cada una de éstas.

Como excepción a este principio general, las Federaciones Interinsulares, en el ámbito de sus competiciones, podrán autorizar por medio de sus órganos competentes, y teniendo en cuenta características geográficas y técnicas, el que puedan coincidir mas de un equipo en la misma categoría.

Artículo 17.- Si el club principal y alguno de sus equipos dependientes utilizasen el mismo terreno de juego, se autorizará a retrasar o adelantar en veinticuatro horas los partidos oficiales en que intervenga el segundo.

Artículo 18.- El vínculo entre el club principal y sus equipos dependientes llevará aparejadas las siguientes consecuencias en materia de alineación de jugadores/as:

1. Los futbolistas menores de veintitrés años podrán alinearse indistintamente en cualquiera de los equipos que tenga el club, en categoría o división superior y retornar al de origen en el transcurso de la temporada, sin ninguna clase de limitaciones, salvo las que a continuación se indican:

a) Los futbolistas con licencia “C”, “I”, “AL”, “B”, “FB” o “PB”, e independientemente de la modalidad de Fútbol, Fútbol Sala o Fútbol Siete, podrán alinearse en la categoría o división inmediatamente superior, con la licencia que originariamente les fue expedida y con independencia de si aquella co-rresponde al 1º o 2º año. 

b) Los futbolistas cadetes con quince años cumplidos podrán alinearse en competiciones de categoría regional, con la licencia que les fue expedida originariamente.


c) Los futbolistas con independencia de su clase de licencia sólo podrán intervenir en el equipo con el que hayan suscrito aquella. Esta limitación se fija con carácter específico dentro de una misma división, de tal forma que los futbolistas no podrán simultanear su participación indistintamente en los equipos “A” ,”B”, “C” etc... o “Atco” de un club.

d) La posibilidad de intervenir en el principal en el transcurso de la temporada quedará enervada cuando se trate de jugadores que, habiendo estado inscrito y actuado en el superior, hayan sido dados de baja en éste y formalizado inscripción por el inferior.

Lo anterior será de aplicación sin perjuicio de lo establecido en el punto 1 del presente Artículo así como en los apartados a) y b). 

2. Las edades a que hace méritos tanto el presente artículo como el anterior, se entenderán referidas al día 1 de Enero de la temporada de que se trate.

Artículo 19.- 1. La situación competicional de los equipos interdependientes quedará siempre supeditada a la de su superior respectivo, de tal suerte que el descenso de uno a la categoría o división de otro llevará consigo el de este ultimo a la inmediata inferior; tampoco podrán ascender de categoría los clubes filiales o dependientes cuando el club del que dependan o sean filiales ocupa la categoría a la que vayan a ascender, aunque obtuviese el ascenso, en cuyo supuesto tal derecho corresponderá al inmediatamente mejor clasificado.

2. Los equipos filiales o dependientes que hayan obtenido derecho a participar en promoción o liguilla de ascenso intervendrán en las mismas, salvo que por su condición de filiales o dependientes no puedan optar al ascenso de categoría conforme a la prohibición establecida en el apartado anterior. En este caso ocupará su plaza el inmediatamente mejor clasificado de su mismo grupo.

3. En el supuesto caso de que dos o más equipos, de los que forman parte de la estructura del club principal, obtengan el derecho por clasificación a disputar una promoción o liguilla de ascenso a una división superior, sólo podrá disputarla uno de aquellos con sujeción a lo dispuesto en el punto 1 del presente artículo, al respecto de la subordinación existente entre los equipos dependientes de un club, de tal forma que aquel mejor derecho a participar en cualesquiera promoción o liguilla de ascen-so, obtenido por el/los equipo/s afectados por lo expuesto anteriormente, corresponderá al inmedia-tamente mejor clasificado.

4.- A excepción de lo establecido en el punto anterior, cuando se trate de los torneos de copa o liguilla de campeones, serán las propias Federaciones Interinsulares las que por acuerdo de sus res-pectivas Juntas Directivas, normalizarán los criterios de participación, así como decidirán si dos o más equipos de un mismo club podrán o no participar en cualquier fase de las mencionadas compe-ticiones.


Sección II: De la filialidad

Artículo 20.- 1. Los clubes podrán establecer entre si convenios de filialidad, siempre que el patrocinador milite en categoría o división superior a la del patrocinado y que ambos y que pertenezcan a la misma Federación Interinsular y obtengan la expresa autorización de sus órganos competentes, extremo este último que deberá notificarse por ambos a las Federaciones Interinsulares afectadas, así como a la Federación Canaria de Fútbol.

2. La relación de filialidad solo podrá convenirse al término de la temporada de que se trate, y no mas tarde de las cuarenta y ocho horas anteriores a la fecha establecida por las Federaciones Interinsulares para la celebración de su Asamblea General Ordinaria, debiendo formalizarse por escrito firmado por los Presidentes de los clubes afectados, que se trasladará a las Federaciones Interinsulares correspondientes, así como a la Federación Canaria de Fútbol.

3. La situación de filialidad tendrá la duración que se establezca en el correspondiente convenio. No obstante, se entenderá tácitamente prorrogada por temporadas sucesivas en tanto no medie denuncia del mismo.


4. Los efectos de la resolución del vínculo de filialidad no se producirán hasta la siguiente la temporada. Y en todo caso tal resolución no enervará, para la inmediatamente siguiente, las consecuencias competicionales derivadas de la condición de patrocinador y filial en que actuaron los clubes.

Artículo 21.- 1. Los clubes filiales no tendrán la misma denominación que la del patrocinador, y éste sólo podrá disponer de uno de aquéllos en cada una de las categorías y divisiones.

2. Ningún club filial podrá ser patrocinador de otros.

Artículo 22.

1. La situación competicional de los equipos de un club filial quedará siempre subordinada a la de los equipos del club patrocinador, de tal suerte que el descenso de uno a la ca-tegoría o división de otro llevará consigo el de este último a la inmediata inferior; tampoco podrá in-tegrarse un equipo filial en la categoría o división superior, si en ella participa alguno de los equipos dependientes del club patrocinador, aunque obtuviese el ascenso, en cuyo supuesto tal derecho co-rresponderá al inmediatamente mejor clasificado.

2. Como excepción a lo establecido en el punto anterior, en el supuesto de que los equipos que conforman la filialidad pertenezcan a federaciones interinsulares distintas, el descenso de uno a la misma división del otro supondrá la resolución automática del citado convenio.

3. En el supuesto de que dos o más equipos filiales obtengan el derecho por clasificación a disputar una promoción o liguilla de ascenso a una división superior, sólo podrá disputarla uno de aquellos con estricta sujeción a lo dispuesto en el punto 1 del presente artículo, al respecto de la subordinación existente entre los clubes filiales, de tal forma que aquel mejor derecho a participar en 
cualesquiera promoción o liguilla de ascenso, obtenido por el/los equipo/s afectados por lo expuesto anteriormente, corresponderá al inmediatamente mejor clasificado.

4.- A excepción de lo establecido en el punto anterior, cuando se trate de los torneos de copa o liguilla de campeones, serán las propias Federaciones Interinsulares las que por acuerdo de sus respectivas Juntas Directivas, normalizarán los criterios de participación, así como decidirán si los equipos de dos clubes filiales podrán o no participar en cualquier fase de las mencionadas competiciones.


Artículo 23.- 1. La relación de filialidad no podrá servir de instrumento para eludir disposiciones reglamentarias, ni para cualquier finalidad distinta de la específica y propia de aquella situación.

2. Todo pacto de esta naturaleza se considerará hecho en fraude de ley y, por tanto, nulo.

Artículo 24.- El vínculo entre el club patrocinador y los filiales llevará consigo las siguientes consecuencias, en lo que respecta a la alineación de futbolistas:

a) Los futbolistas podrán alinearse en cualquiera de los equipos que constituyan la cadena del patrocinador, siempre que hayan cumplido la edad requerida en la categoría y que se trate de un club de orden superior al que estuvieron inscritos.

Cuando se produzca la circunstancia prevista en el apartado anterior, el futbolista podrá retornar a su club de origen salvo que hubiere intervenido en el superior en diez encuentros de la competición de que se trate, de manera alterna o sucesiva, y cualquiera que fuere el tiempo real que hubiesen actuado.

b) No podrán hacerlo, sin embargo, en las cuatro últimas jornadas del campeonato en que participe el equipo de orden superior, salvo que hubieran actuado en todas y cada una de las cinco anteriores o, a lo largo de la temporada, en nueve ocasiones.

c) Se exceptúan de los cómputos establecidos en los apartados precedentes, a los jugadores con licencia "J", "C", "I", “AL” , “B”,”FB” o “PB”, e independientemente de la modalidad de Fútbol, Fútbol 7 o Fútbol Sala.

d) Si la intervención de futbolistas de los filiales lo fuera en el primer equipo del patrocinador, aquellos deberán ser menores de veintitrés años.

e) En los torneos por el sistema de eliminatorias en los que puedan intervenir equipos pertenecientes a categorías o divisiones distintas, solo podrá participar el primero del club principal, salvo que las Bases de competición modifiquen esta norma.

f) La posibilidad de intervenir en el patrocinador en el transcurso de la temporada quedará enervada cuando se trate de jugadores que, habiendo estado inscrito y actuado en el superior, hayan sido dados de baja en éste y formalizado inscripción por el inferior.

Índice - Reglamento General Deportivo de la Federación Canaria de Fútbol


Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitarle su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.

Acepto