ÚLTIMA HORA

Reglamento General Deportivo de la Federación Canaria de Fútbol

TÍTULO V - De las competiciones
Capítulo II - De los terrenos de juego

Artículo 113. 1. Los partidos oficiales se celebrarán en terrenos de juego que reúnan las condiciones reglamentarias.

2. Los clubes garantizarán el derecho específico de la Federación Canaria de Fútbol y las
Federaciones Interinsulares respectivas, a utilizarlo o a designarlo para cualquier encuentro o actividad federativa, siendo los clubes los únicos responsables ante las Federaciones Interinsulares.

Artículo 114. 1 - Antes del inicio de la temporada, al inscribirse en la competición de que se trate, los clubes deberán notificar el campo y horario donde celebrarán los partidos, en los plazos que designen las Federaciones Interinsulares, sin cuyo requisito no será autorizada su participación en las competiciones.

2. En el supuesto de que por alguna circunstancia excepcional, motivada por causa de fuerza mayor, y/o debidamente acreditada por el titular del terreno de juego, no pudiera un club utilizar su terreno de juego durante uno o más encuentros, solicitará la oportuna autorización federativa para disputarlos en otro campo, previa justificación de los motivos y con un plazo no inferior a diez días.

Únicamente, en casos excepcionales y cuando los clubes hayan demostrado suficientemente que las gestiones realizadas para disponer de otro terreno de juego resultaron infructuosas, será la Federación respectiva la que deberá designar el campo, día y hora de los partidos.

Artículo 115. 1. El terreno de juego deberá ser un rectángulo, de superficie plana y horizontal, de tierra, hierba o material artificial debidamente homologado por la Federación competente, ajustado a las medidas que determinen las Reglas de Juego aprobadas por F.I.F.A. En lo que respecta al Fútbol-Sala, las medidas de la superficie de juego será la que establezcan las Reglas de Juego aprobadas por la R.F.E.F.

Asimismo, se estará a lo previsto en dichas Reglas en lo referente al marcado del campo; áreas de meta, de penalti, de esquina; postes, larguero de las porterías, redes de éstas y banderines, tanto de corner como los que deban utilizar los jueces de línea, así como el área técnica, que delimita los movimientos del entrenador, según las disposiciones de la FIFA.

2. En todos los campos se dispondrá para la actuación de los jueces de línea, de banderines de telas color anaranjado uno y amarillo otro, sin bordado ni inscripción alguna, que formen un rectángulo de 50 x 40 centímetros, adheridos por su lado más estrecho a un palo cilíndrico de dos centímetros de diámetro máximo y sesenta de largo.

Artículo 116.- Toda instalación deberá contar, antes de su utilización, con la autorización expresa de la Federación Canaria de Fútbol o Federaciones Interinsulares correspondientes, sin que esto impida posteriores inspecciones por la Federación.

Artículo 117.- 1. Los terrenos de juego o pabellones en los que se celebren partidos de competición oficial, poseerán vallado interior, vestuarios independientes para cada uno de los equipos y para los árbitros, con duchas y lavabos dotados de agua caliente y fría.

2. En cuanto al vallado interior, este aislara al público del rectángulo de juego o superficie, tendrá una altura no inferior a ciento veinte centímetros y estará colocado a una distancia de dos metros y medio de las bandas.

3. Destinado exclusivamente para la entrada y salida de jugadores, árbitros, jueces de línea, entrenadores y auxiliares, existirá un paso protegido dispuesto de modo que los mismos transiten separadamente del público.

4.- En todo caso, la Federación Canaria de Fútbol a través de sus Federaciones Interinsulares determinarán los órganos competentes que habrán de valorar convenientemente las instalaciones que aún no disponiendo de los elementos a que obedecen los apartados 1, 2 y 3 del presente artículo podrán considerare aptas para acoger encuentros de competición oficial.

Artículo 118.- Queda prohibido la entrada de animales en los terrenos de juego o pabellones, así como abonar los de hierba con sustancias que pudieran entrañar riesgo a los participantes.

Artículo 119.- 1. Los clubes están obligados a informar a la Federación respectiva sobre la situación, medidas, condiciones, aforo, y modificaciones de sus campos. Siempre que se realice algún cambio, deberán comunicarlo, acompañando un plano a escala de la disposición del terreno de juego o pabellón y sus instalaciones después de las obras.

2. Durante el transcurso de la temporada, queda prohibido alterar las medidas del rectángulo de juego o superficie declaradas al principio de la misma.

Artículo 120.- 1. La Federación Canaria de Fútbol, por sí a o través de las federaciones interinsulares, tiene la facultad de inspeccionar los campos, al objeto de comprobar si reúnen las condiciones requeridas para su división o categoría, elaborando el correspondiente informe sobre el particular.

2. Si de la inspección resultara la existencia de deficiencias, el club titular será requerido para que las subsane en el plazo de diez días; si no lo hiciere se dará traslado de ello al órgano de disciplina competente para que imponga, en su caso, la sanción que corresponda. Independientemente de ello, se otorgará un nuevo plazo de idéntica duración al club; transcurrido éste sin haber realizado la subsanación, no podrán celebrarse en el recinto afectado partidos de competición oficial.

Artículo 121. Además de las inspecciones a que se refiere el artículo anterior, podrán practicarse otras, de oficio o a requerimiento fundado de parte. En el segundo supuesto, las diligencias de comprobación deberán efectuarse en los quince días siguientes al de la denuncia, abonando los gastos que ello origine el titular del terreno, si aquélla fuera cierta, o el requeriente, si no lo fuese.

Artículo 122.- 1. El Presidente de la Federación Canaria de Fútbol, así como los Presidentes de las Federaciones Interinsulares, tendrán acceso libre al palco presidencial en todos los campos, reservándose al efecto un lugar preferente.

2. Los miembros de la respectivas Juntas de Gobierno, en las mismas circunstancias que las establecidas para los Presidentes, deberán disponer de una localidad preferente.

3. Tendrán derecho asimismo a ocupar un lugar en el palco presidencial los Presidentes de los clubes que contiendan, o persona en quien deleguen.

4. La Federación Canaria de Fútbol o las Federaciones Interinsulares, en el ámbito de sus respectivas jurisdicciones, podrán facultar a determinados colectivos para la libre entrada a los campos de juego, a cuyo fin expedirá un carné individual en las condiciones que determine por la Junta de Gobierno competente. En el supuesto caso de que un club no reconociera dicho carné, incurrirá en responsabilidad que se depurará conforme a lo previstos en el Reglamento de Régimen Disciplinario de la Federación Canaria de Fútbol.

Índice - Reglamento General Deportivo de la Federación Canaria de Fútbol


Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitarle su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.

Acepto