ÚLTIMA HORA

Reglamento General Deportivo de la Federación Canaria de Fútbol

TÍTULO V - De las competiciones
Capítulo III - De los partidos

Artículo 123.- 1. Los partidos, tanto oficiales como amistosos, se jugarán con arreglo a lo que disponen las Reglas de la "International Board", aprobadas por FlFA y publicadas oficialmente por la RFEF. En cuanto al Fútbol Sala se estará a lo dispuesto en las Reglas de Juego del Futsal aprobadas por la FIFA y publicadas igualmente de manera oficial por la propia Real Federación Española de Fútbol.

2. La duración de los partidos será la que determine la Federación Canaria de Fútbol a través de sus Federaciones Interinsulares.

Artículo 124.- Los equipos contendientes ysus respectivos delegados deberán estaren el vestuario una horaantes de la hora señalada para el comienzo del encuentro.

Artículo 125.- 1. Los futbolistas vestirán el uniforme oficial de su club. Al dorso de la camiseta figurará, de manera visible, destacada y con suficiente contraste, el número de la alineación que les corresponda, del 1 al 11 los titulares y del 12 al 17, como máximo, los suplentes, cuya dimensión será de veinticinco centímetros de altura, tratándose de Fútbol Sala será del 1 al 15 y la dimensión será de también de veinticinco centímetros de altura.

2. En el curso de la temporada, los clubes no podrán variar los colores del uniforme de sus equipos.

3. Cuando se enfrenten dos equipos cuyos uniformes sean iguales o tan parecidos que induzcan a confusión y así lo requiera el árbitro, cambiará el suyo el que juegue en campo contrario. En todo caso, y al objeto de contribuir a la disputa del encuentro, e independientemente de la responsabilidad disciplinaria en la que hubiera podido incurrir el infractor, el club local podrá dotar al visitante de petos o cualquier otra prenda deportiva para disputar el partido, situación ésta que, en cualquier caso, será convenientemente valorada por el árbitro, a fin de comprobar si aquellas reúnen las condiciones reglamentarias. Si el partido se celebrase en campo neutral, lo hará el conjunto de afiliación mas reciente.

Artículo 126.- Los clubes fijarán libremente la hora de comienzo de los encuentros que celebren en sus instalaciones, de acuerdo a lo establecido por el Artículo 114 del presente Reglamento, todo ello sin perjuicio de las facultades que al respecto son propias del órgano correspondiente de cada Federación respectiva, así como lo que los órganos de competición y disciplina dispongan, cuando se trate de casos especiales y justificados.

Artículo 127.- 1. Los clubes que por causa de fuerza mayor soliciten alguna modificación a alguno de los horarios de sus partidos, deberán comunicar a la Federación respectiva el nuevo horario con diez días de antelación al encuentro de que se trate, y de ello se dará inmediato traslado al Comité Técnico de Árbitros y al otro club contendiente. Esta notificación se podrá efectuar mediante publicación en la página web oficial.

2. En ningún caso será causa de modificación del calendario la coincidencia de partidos de uno o más equipos de un mismo club, en fecha y hora, entendiéndose que cada club deberá estar estructurado en función del número de quipos de que disponga.

3. Tampoco será causa de modificación o suspensión de un partido la participación obligatoria de hasta dos jugadores de un equipo en cualquiera de las Selecciones Autonómicas o Interinsulares. Sólo si se superase dicha cifra ello podría dar lugar a la suspensión o modificación del partido en el que participase el equipo afectado.

4. Para solicitar cualquier variación de un partido señalado en el calendario o sus eventuales modificaciones serán de obligado cumplimiento cuantos trámites administrativos y legales establezcan cada una de las Federaciones Interinsulares.

Artículo 128.- El comienzo de los partidos se determinará con el margen necesario para que puedan jugarse con luz natural suficiente, no autorizándose que se inicie más tarde de dos horas antes de la puesta del sol, salvo que disponga de un sistema de iluminación debidamente homologado por la Federación.

Artículo 129.- Los balones que se utilicen en los partidos deberán reunir las condiciones, peso, medidas y presión que determinan las Reglas de Juego y el club titular del terreno de juego donde el partido se celebre habrá de tener tres de aquellos dispuestos para el juego, debidamente controlados por el árbitro.

Artículo 130.- A la hora fijada el árbitro dará la señal de comenzar el encuentro. Si transcurridos treinta minutos a partir de aquella, uno de los equipos no se hubiera presentado o lo hiciera con un número inferior al necesario, según determina el artículo siguiente, se consignará en el acta una u otra circunstancia y se le tendrá por no comparecido.

Artículo 131.- 1. Para poder comenzar un partido, cada uno de los equipos deberá intervenir, al menos, con siete futbolistas en el caso de fútbol y cinco en la modalidad de fútbol-7. Si el número fuera inferior, al establecido en el punto anterior, el árbitro decretará y reflejará en acta la imposibilidad de comenzar el partido.

2. Si una vez comenzado el juego, uno de los contendientes quedase con un número de jugadores inferior a siete en el caso de fútbol y cinco en la modalidad de fútbol-7, el árbitro acordará la suspensión del encuentro.

3. En uno y otro caso el órgano de competición y disciplina resolverá lo que proceda.

Artículo 132.- 1. Los clubes son responsables de que los partidos que se celebren en sus campos se desarrollen dentro del buen orden deportivo, además de que estén debidamente organizados los servicios propios del terreno de juego, vestuarios y demás dependencias e instalaciones y, al menos, acreditar documentalmente haber solicitado la presencia de la fuerza pública, con expresa obligación de entregar copia de la solicitud al árbitro para que se adjunte al acta del encuentro. No obstante, la Federación podrá determinar las categorías para las que no resulte de aplicación tal medida.

2. Cuando la fuerza pública no esté presente, los clubes que actúen como ”locales” dispondrán de un servicio de seguridad compuesto por directivos o colaboradores de la propia entidad, que deberán identificarse ante el árbitro antes del inicio del partido. En casos excepcionales, la Federación respectiva o sus órganos competentes podrán exigir al club que adopte otras medidas conducentes a garantizar la seguridad e independencia de la actuación del árbitro. 

3. Los visitantes tienen deberes recíprocos de deportividad y corrección.

Artículo 133.- 1. Durante el desarrollo de un partido no se permitirá que en el terreno de juego haya otras personas que no sean los futbolistas y el equipo arbitral.

2. Ocuparán el banquillo de cada equipo todos los que en virtud de una función específica posean licencia federativa, si bien limitándose aquel derecho a una sola cada una de las clases de licencias que se establezcan por cada una de las Federaciones Interinsulares, además de los/as futbolistas eventualmente suplentes y, en su caso, los sustituidos, que deberán seguir vistiendo su atuendo deportivo.

Todos ellos deberán estar debidamente acreditados para ejercer la actividad o función que les sea propia, y en posesión de sus correspondientes licencias o acreditaciones, que previamente serán entregadas al árbitro.

3. En el espacio existente entre el terreno de juego y el vallado que lo separa del público, solo podrán situarse los delegados de campo y de partido, los fotógrafos, cámaras e informadores deportivos acreditados al efecto, los agentes de la autoridad que presten servicio, el personal colaborador del club y, en su caso, los futbolistas que, por indicación de sus entrenadores, deban efectuar previos a su eventual intervención en el juego. Tratándose del Fútbol-Sala, en la zona de línea de banda que ocupan los banquillos, sólo podrán situarse las personas debidamente acreditadas que vayan a participar en el encuentro.

4. Los expulsados deberán situarse, en todo caso, fuera del vallado que delimita el terreno de juego y desprovistos de su atuendo deportivo.

Artículo 134.- Solo tendrán acceso a los vestuarios el árbitro y jueces de línea, los futbolistas, entrenadores, auxiliares, médicos y los delegados de los clubes contendientes, delegado de campo, el del Comité de Árbitros y el delegado federativo.

Índice - Reglamento General Deportivo de la Federación Canaria de Fútbol


Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitarle su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.

Acepto