ÚLTIMA HORA

Reglamento General Deportivo de la Federación Canaria de Fútbol

TÍTULO V - De las competiciones
Capítulo IV - Generalidades

Artículo 135.- 1. Aprobado el calendario de una competición, se entiende contraída la obligación de jugarla enteramente por parte de todos los clubes en ella incluidos y, por tanto, perfeccionado un compromiso del que nacen los deberes de comparecer a los partidos con el primer equipo y de jugarlos por entero con arreglo a las prescripciones reglamentarias.

2. Los clubes asumen la obligación de interesarse por la recepción de los calendarios y por la celebración de los partidos suspendidos. Por ello, ante la posibilidad de que puedan producirse retrasos postales y en evitación de que ello pueda ser utilizado fraudulentamente para liberar responsabilidades, la simple exposición en los tablones de anuncios y/o la página web de cualesquiera de las Federaciones Interinsulares se considerará notificación suficiente para que los clubes cumplan con sus obligaciones al respecto de sus calendarios oficiales, modificaciones, encuentros suspendidos, así como aquellos otros acuerdos que con carácter de urgencia deba adoptar la Federación.

3. En el supuesto caso de que los calendarios oficiales de competición incurrieren en contener errores materiales o de trascripción, notoriamente detectables, en cuanto a fechas, días, horas o campos, los clubes implicados vendrán obligados a comunicarlo a la Federación correspondiente al objeto de proceder a subsanarlo; de lo contrario, los clubes no podrán apoyarse en esos errores para obtener un beneficio ilícito mediante actuaciones que impliquen un fraude de ley. Compete al órgano disciplinario competente valorar estas situaciones y adoptar las medidas correspondientes.

4. Los equipos deberán tener inscritos en acta, participen o no en el juego, al menos, siete fut-bolistas de los que conforman la plantilla de la categoría en la que intervienen. En el caso de la modalidad del fútbol siete, aquel cupo específico se reduce a tres.

5. En el supuesto de incumplimiento de esta obligación, el órgano disciplinario depurará las responsabilidades a que hubiera lugar en base a lo que al respecto prevén las disposiciones disciplinarias.

Artículo 136.- 1. Todo club puede renunciar al derecho al ascenso que por su puntuación hubiere obtenido, correspondiendo tal derecho, al inmediatamente siguiente mejor clasificado en la competición que con él hubiese competido. En el supuesto de que la competición conste de dos fases, la renuncia a disputar el ascenso deberá formalizarse antes del inicio de la segunda.

2. Si un club adscrito a una división, amén de su ámbito insular, interinsular o autonómica, renunciase a participar en la misma en la siguiente temporada, se le incorporará a la inmediatamente inferior, y, de producirse idéntica renuncia, a participar en ella a la siguiente y así sucesivamente. En el supuesto de que finalmente participase en alguna, no podrá ascender a la superior hasta transcurrida una temporada.

En tal supuesto, tendrán siempre mejor derecho, por su orden, los clubes de la división inferior que, con mayor puntuación, no hayan obtenido el ascenso, en el bien entendido, por tanto, que el descenso por razones clasificatorias debe consumarse siempre.

Si el concepto de mejor clasificación se discutiere entre equipos adscritos a una misma división pero integrados en grupos distintos, amén del ámbito insular, interinsular o autonómica que pudiera tener aquella, tal derecho corresponderá, desde luego, al club adscrito al grupo en que haya sido integrado el que originó la vacante.

3. Las renuncias a que se refieren los dos puntos anteriores se formalizarán mediante un escrito dirigido a la Federación Canaria de Fútbol o a la Federación Interinsular respectiva, de acuerdo con el tipo de competición que se trate, que deberá hallarse en poder de la misma diez días antes, al menos, de la celebración de la Asamblea General en la que se establezca el calendario oficial correspondiente a la temporada.

Artículo 137.- Cuando se produzca una vacante en una división por motivo de una retirada, fusión o descenso de un equipo filial o dependiente, antes de formarse el calendario, será cubierta, a través de la Junta de Gobierno o del órgano en quien delegue de la Federación Canaria de Fútbol o Federación Interinsular respectiva, que resolverá al respecto aplicando los siguientes criterios:

a) En cualquier caso, tendrá mejor derecho a permanecer en la división de que se trate, quien, estando adscrito a la misma del que ocasionó la vacante, la hubiera perdido por un descenso producido por arrastre de la división superior, pese a no estar situado en puesto de descenso; corriéndose, en su caso, sucesivamente las escalas.

b) Excluida la situación que prevé el apartado anterior, tal derecho corresponderá, desde luego, al equipo con mejor derecho deportivo de la división inmediatamente inferior, ello atendiendo a los casos siguientes:

b.1-) Cuando se tratese cubrir una vacante en los grupos correspondientes a las competiciones de Tercera División Nacional, División de Honor Juvenil o Segunda División Femenina, el referido mejor derecho deportivo lo ostentará siempre sin excepción alguna, un equipo perteneciente a la Federación Interinsular a la que haya estado adscrito el que originó la vacante.

b.2-) Para el resto de competiciones, ya sean aquellas de carácter provincial o insular, si fuere necesario discutir el concepto de mejor clasificación entre equipos adscritos a una misma división pero integrados en grupos distintos, aquel corresponderá el equipo que haya obtenido mejor coeficiente puntuativo y, para el caso de que no fuere posible aplicar el referido procedimiento, se disputará una eliminatoria a doble partido entre los equipos implicados o incluso un encuentro en terreno neutral.

2. De estar ya publicado el calendario, al producirse la vacante, el órgano competente de la Federación respectiva podrá decidir entre dejar vacante la plaza o cubrirla en la forma más conveniente de acuerdo con la clasificación.

3. En cualquier caso, sólo procederá cubrir una vacante, sea cual fuere la causa que le hubiese generado, cuando el grupo en cuestión no estuviere constituido supernumerariamente, luego si así fuese, la supuesta vacante servirá únicamente para regular el número de equipos participantes en la competición de que se trate.


Artículo 138.- 1. El club que se retire de una competición por puntos una vez empezada, o sea excluido por doble incomparecencia, independientemente de su responsabilidad en materia disciplinaria, a los efectos generales de puntuación y clasificación se establece lo siguiente:

a) Se respetarán todas las puntuaciones obtenidas por los demás clubes hasta el momento, y el resto de los encuentros a celebrar se dará por vencedor a los oponentes por el por el coeficiente que resulte de los goles encajados por el número de partidos disputados hasta ese momento. Si el coeficiente de goles resulta un número entero decimal, se tomará el número natural superior.

b) El club así excluido quedará adscrito al término de la temporada a la categoría inmediatamente inferior, o sin derecho a participar si la infracción se produjese en una última o única categoría, computándose en las plazas previstas para el descenso en las bases de la competición y sin derecho a ascender hasta transcurrida una más.

c) En todo caso, los clubes vendrán obligados a solicitar su reingreso en las competiciones de las que fueron excluidos en los plazos que las Federaciones Interinsulares habiliten a tal efecto, con expreso cumplimiento de los trámites legales fijados al respecto y, sin que por supuesto, la mera solicitud suponga aceptación de la misma.

2. Tratándose de competiciones por el sistema de eliminatorias, al club que se retire se le dará por perdida la fase de que se trate. En cualquier caso no podrá participar en la próxima edición del mismo torneo.

Índice - Reglamento General Deportivo de la Federación Canaria de Fútbol


Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitarle su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.

Acepto