ÚLTIMA HORA

Reglamento General Deportivo de la Federación Canaria de Fútbol

TÍTULO V - De las competiciones
Capítulo VIII - De los delegados

Artículo 152.- El club titular del terreno de juego designará para cada partido un delegado de campo, a quien corresponderán las obligaciones siguientes:

a) Ponerse a disposición del árbitro y cumplir las instrucciones que le comunique antes del partido, durante y después del mismo.

b) Ofrecer su colaboración al delegado del equipo visitante.

c) Impedir que, entre las bandas que limitan el terreno de juego y la valla que lo separa del público, se sitúen personas no autorizadas.

d) Comprobar que los informadores, fotógrafos y operadores de radio y televisión estén debidamente acreditados e identificados y procurar que se sitúen a la distancia reglamentaria.

e) No permitir que salgan los equipos al terreno de juego hasta que el mismo se halle completamente despejado.

f) Evitar que tengan acceso a los vestuarios personas distintas de las expresadas en el artículo 134, y en especial, al del árbitro, salvo que éste lo autorice, quienes no sean el delegado federativo y, a los solos efectos de firmar el acta, los entrenadores y capitanes.

g) Colaborar con la fuerza pública.

h) Procurar que el público no se sitúe en lugares próximos a los destinados a los árbitros, futbolistas, entrenadores y auxiliares, o cerca de los vestuarios.

i) Acudir, junto con el árbitro, al vestuario de éste, a la terminación de los dos períodos de juego, y acompañarle, igualmente, desde el campo hasta donde sea necesario para su protección, cuando se produzcan incidentes o la actitud del público haga presumir la posibilidad de que ocurran.

j) Solicitar la protección de la fuerza pública, a requerimiento del árbitro o por iniciativa propia, si las circunstancias así lo aconsejasen.

2. La designación del delegado de campo recaerá en la persona de un directivo -excepto el Presidente- del club, y el que lo sea deberá ostentar un brazalete visible acreditativo de su condición.

3.- Las Federaciones Interinsulares respectivas, podrán regular, mediante acuerdos de sus Juntas Directivas, el modo en el que deberán acreditarse los delegados de campo.

Artículo 153.- 1. Los clubes contendientes deberán designar un delegado de equipo, que será el representante del mismo fuera del terreno de juego y a quien corresponderán, entre otras, las funciones siguientes: 

a) Instruir a sus futbolistas para que actúen antes, durante y después del partido con la máxima deportividad y corrección.

b) Identificarse ante el árbitro, con antelación suficiente al comienzo del encuentro, y presentar al mismo las licencias, numeradas, de los futbolistas de su equipo que vayan a intervenir como titulares y eventuales suplentes, así como de los técnicos y auxiliares.

c) Responsabilizarse de que se abonen los derechos de arbitraje.

d) Firmar el acta del encuentro al término del mismo.

e) Poner en conocimiento del árbitro cualquier incidencia que se haya producido antes, en el transcurso o después del partido.

2. La designación de delegado de equipo podrá recaer en un directivo del club –excepto el Presidente-, y para lo cual habrá de formalizarse la correspondiente licencia federativa.

Artículo 154.- 1. El delegado federativo tendrá la consideración de autoridad deportiva y ostentará la representación de la Federación Canaria de Fútbol o de las Interinsulares, según el caso de que se trate. En el ejercicio de sus funciones supervisará del desarrollo del partido y para ello podrá recabar de los estamentos intervinientes en el encuentro toda la información necesaria que estime oportuna, exigiendo el debido cumplimiento de las normas federativas y elaborando el correspondiente informe que será elevado al órgano competente, el cual tendrá carácter vinculante salvo en los aspectos relacionados con las decisiones técnicas arbitrales. De tal circunstancia se excluyen los encuentros de competición nacional.

2.- Los clubes que deseen solicitar la presencia de un delegado federativo en un encuentro de competición oficial, habrán de cumplimentar el formulario que a tal efecto haya habilitado la Federación respectiva.

3.- Asimismo los clubes asumirán el devengo de los conceptos económicos derivados de la designación y convenientemente aprobados por la Federación Canaria de Fútbol respectiva.

4.- En tal caso, los clubes vendrán obligados a presentar el formulario de solicitud conjuntamente con el documento acreditativo de haber abonado los costes correspondientes. Comprobado el cumplimiento del mencionado requisito, la Federación procederá entonces a la designación de un delegado federativo, que podrá recaer en la figura de cualquier miembro de la organización federativa.

Índice - Reglamento General Deportivo de la Federación Canaria de Fútbol


Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitarle su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.

Acepto